Ingredientes

  • 12 aceitunas verdes deshuesadas Cobelén
  • 250g de masa de hojaldre
  • 2 cebollas
  • 200g de queso gruyere rallado
  • 200ml de crema tipo “crème fraiche”
  • Una cucharada de mantequilla
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Una cucharadita de azúcar
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación

Para empezar, extendemos la masa y le damos la forma del molde que vayamos a utilizar. Después, calentamos una sartén con aceite de oliva y mantequilla. Cortamos las cebollas en julianas y las echamos en la sartén a fuego medio. Espolvoreamos un poco de azúcar y dejamos que se sofría durante unos 20 minutos más o menos. Debemos removerla de vez en cuando para que todos los elementos se hagan por igual.

A continuación, rallamos el queso y lo vertemos en un recipiente junto con la crema, la sal y la pimienta. Removemos muy bien y vertemos esta mezcla sobre la masa de hojalde. Cuando la cebolla esté en su punto, la colocamos sobre la mezcla de crema y queso esparciéndola por toda la tarta para poder recubrirla. Cortamos las aceitunas en dos y las colocamos sobre todo lo demás.

Para finalizar, horneamos durante 25 minutos a unos 180 grados hasta que la tarta quede bien dorada.

 

Fuente: Directo al Paladar

Imagen: Directo al paladar