manzanilla-1

La Manzanilla Fina es una de las variedades que mejor se ajusta a las características que se exigen para una aceituna de mesa. Hoy día es exportada a todo el mundo por su inconfundible sabor y demostrada calidad. Asimismo, triunfa principalmente la elaboración conocida como “estilo sevillano”, la cual es la más preparada a nivel mundial. Y es que Sevilla es la principal zona de cultivo.

Desde el COI (Consejo Oleícola Internacional) definen a la Manzanilla Fina como una variedad excelente para su consumo en mesa, debido a sus excepcionales cualidades.

Presenta un buen tamaño y una forma apropiada. Además, la relación existente entre pulpa y hueso es más que adecuada. Su pulpa es delicada, sabrosa y firme, mientras que su fina piel la convierte en una aceituna deliciosa de comer.

manzanilla-2

El pequeño tamaño de su hueso y la ausencia de rugosidades favorecen su separación de la pulpa, lo que facilita su degustación.

Se recomienda que su recolección se lleve a cabo de forma manual, tal y como hacemos en Grupo Cobelén, para evitar marcas y daños en el fruto.

En la actualidad se están investigando nuevas formas mecánicas de recolección, pero mientras no se demuestre 100% su eficacia nosotros seguiremos optando por recoger cada aceituna de Manzanilla Fina una a una con las profesionales manos de nuestros agricultores. La satisfacción de nuestros clientes es lo que más nos importa.

Debido a la gran demanda internacional que existe de esta variedad autóctona sevillana, Cobelén exporta sus productos envasados a diferentes países de todos los rincones del mundo y con diferentes formas de presentación (enteras, deshuesadas, en rodajas y rellenas).